UNA MINA ME DICE QUE NO ES GORDA, Y LA VERDAD ES QUE SÍ ES GORDA