AY POBRES GRINGOS LES ESTALLÓ UNA BOMBA QUE NO MATÓ A NADIE