¿A quién le podría siquiera importar si un forero está vivo