Ayer se cagó el colo, adivinen quién se está cagando ahora