Los aborígenes chilenos quedarán fuera de la segunda fase