Llevan meses tratando de cagarse a Piñera