Las elecciones deberían poder declararse nulas