Como fracasan esos rotitos, toda una vida de mediocridades