Y Jose Antonio Kast en el Estadio Nacional pasandoles el pico a todos los rojos y sus cartelitos de desaparecidos