¿Cacharon la wea de Sampaoli?