Por culpa de los mascotistas prohibirán los fuegos artificiales