INCEL, POBRE y FACHO. La formula perfecta para se un ganador