Los pantalones de pitillo son moda impuesta por los homosexuales