Qué agradable ver el sufrimiento de los fanáticos religiosos con el tema del aborto libre