Fui a comprar al Almacén de Don Tite y me acordé de Daniel Vega