Fui a comprar al Almacén de Don Tite y me acordé de Daniel Vega



  • Mi mami me mandó a comprar al almacén y mientras compraba Don Tite me ofreció unos MANGOS, en cuanto me dijo Mango de inmediato mi mente se echó a volar y pensé en el Mango de Daniel Vega que debe ser duro y grande como el de todo hombre bien machito, mientras tomaba el mango en mis manos pensaba que nadie me puede obligar a decirle Daniela, es casi OrwelliANO que alguien me obligué a creer que Daniel es hombre, su mango gordo, hermoso y maduro lo confirman, ningún científico me hará cambiar de opinión, ahora estoy en casita con mi mango saboreandolo, está delicioso, ni siquiera le convide a mi mami.

    Pd: Soy BULLANGAYRO su servidor que piensa dïa y noche en él, en Daniel Vega y su pene.



  • Sufre Bullangayro