Catoliquita fue el campeón con menos goles en la historia del fútbol Chileno