Habrá algo más fachopobre que culiar en motel?