Para Bullanfleto, Pedozombo y todos los fachipobres del closet