Hay algo más falso que la heterosexualidad de Daft