Periodistas extranjeros en Venezuela comienzan a abandonar el pais y redestinados a otras corresponsalías extranjeros