Los venezolanos son arribistas a cagar.