Qué asco estos fletos culiaos y su política de ideologizar a los cabros chicos