El viajar es una medida de escape transitorio a la realidad decadente en la que viven